Agrandar imagen | Ver tamaño original
Hemos de reconocer que la concepción del espacio arquitectónico y el obrar se generan inscritos en la tradición arquitectónica, en el sentido de “ser espacio”.Nos ubica por tanto, a una distancia de las obras que forman su acervo. La tradición no se refiere a la forma como “formas” a imitar, sino a la forma como sentido; es por ello que –la tradición – es una presencia presente y no añoranza. Decimos esto porque esta capilla difícilmente hubiéramos podido concebirla sin la tradición abierta en nuestro país por la Capilla en el fundo Los Pajaritos del Instituto de Arquitectura de la UCV en 1953 y la Iglesia del Monasterio Benedictino de la Santísima Trinidad en 1962, las Condes, Santiago.Nuestras ocupaciones arquitectónicaslas podemos sintetizar en los siguientes cuidados: 1-Cuidarde construir un interior que surja de una realidad litúrgica, por tanto hacer de esta capilla no un templosino un lugarque acoja en plenitud elacontecimiento, la reunión y presencia de Jesús sacramentado con su pueblo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir