Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los elementos con los que trabajar no se encuentran muy lejos. Son rasgos que nos hablan del clima, del carácter y de la manera en que se vive. Bastará con pasear por el lugar, y observar...los patios, los filtros, la luz, el parcelario, la pequeña escala de las edificaciones...lo particular de cada una de las viviendas y lo sorprendente de cuando éstas se agrupan... no saber muy bien donde acaba una vivienda y empieza la siguiente... Se pretende dar protagonismo a los matices y la escala acotada de lo doméstico y lo particular. Buscar la sorpresa. Se desarrolla un catálogo de viviendas que se agrupan tridimensionalmente (agregación) siguiendo unas reglas claras, sencillas y lo suficientemente abiertas como para resolver un conjunto adaptado a la diversidad de situaciones que el programa demandado y el entorno requieren. Se respeta la alineación a la calle y se reconoce la profundidad del solar. El conjunto se estira entre los límites, juega con las medianeras que lo limitan, haciendo desaparecer unas y valorando otras, y envuelve un patio interior-plaza que organiza las circulaciones y zonas públicas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir