Agrandar imagen | Ver tamaño original
Antes de diseñar este proyecto hemos visitado y analizado otros espacios similares tratando de encontrar algunos errores que pueden ser corregidos. Encontramos que un error básico que se comete es que la mayoría de estos servicios tiene un sólo tipo de espacio. Esta tipología ignora la variación de estado de ánimo que uno tiene durante el día, o incluso si camina ahí solo o con amigos, necesita un lugar para leer un libro o simplemente socializar. Por lo tanto, para superar este defecto, hemos creado tres ambientes diferentes para que el cliente pueda seleccionar el espacio que mejor se adapte a su estado de ánimo, en lugar de tener que adaptarse a un ambiente impuesto. De esta manera ofrecemos un lugar más enfático y, en consecuencia amplificamos tres veces el potencial comercial. Sin embargo, un cliente no es cliente hasta que ingresa al local. ¿Cómo podríamos llevarlo dentro? Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir