Agrandar imagen | Ver tamaño original
Enclavado en el centro histórico de Valencia aparece discretamente este edificio contemporáneo aunque totalmente integrado en la trama urbana y la tipología del conjunto del entorno. El edificio busca formar parte de la unidad del casco histórico. El proyecto se ha desarrollado sujeto a unos condicionantes de un entorno patrimonial protegido, incluyendo la conservación de elementos preexistentes de la edificación anterior como los sillares antiguos de la esquina. El muro de cerramiento de la fachada de gran sección proporciona una respuesta estructural e  integra todos los elementos constructivos necesarios del edificio. Este muro genera un contenedor en el que modelamos un espacio interior fluido y luminoso. Todos los espacios interiores se unifican al resolverse con un mismo criterio de actuación potenciado por la regularidad de los materiales; y de la iluminación, tamizada por celosías de madera. El ático corona el edificio, de modo que la cubierta queda suspendida sobre una franja de vidrio y celosía. En todo el proyecto el muro aparece como algo más que un separador de espacios ya que cobra vida. Las barandillas y voladizos de los balcones, se han materializado como una ligera lámina metálica de acero galvanizado que emerge horizontalmente del muro, contrastando con la masividad de éste.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir