Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las Oficinas textiles se encuentran en el Barrio de Palermo, en el ultimo nivel de un correcto edificio de la década del 60 de triple frente rodeado de edificios que lo superan en altura por varios pisos y circundado por un entorno de nuevas torres de departamentos más altas aún. Esta situación lo hace una pieza urbana bastante infrecuente. Su azotea, unidad funcional independiente, estuvo desocupada por más de 30 años. Partida al medio por un fuerte desnivel, era mitad plateada desolación bajo el cielo y mitad amplia nave de estructura metálica. Sacar ventaja de esta situación de grandes contrastes fue nuestro punto de partida. La terraza de lapacho elevado es un remanso urbano. La decisión de construir el nuevo pabellón de oficinas limitando las vistas hacia la calle hace que ésta quede limitada, aislada. Rodeada entonces, por la pérgola de la entrada, el nuevo pabellón con su puente sobre el estanque, los ventanales industriales de la nave al final de las gradas y protegida por la torre-tanque de agua, toma el protagonismo de una plaza y las características de un claustro. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir