Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de treinta años de vacante el SuperCube, siendo parte del famoso cubecomplex de Piet Bloms en Rotterdam, obtiene su primer destino real. Bajo la dirección de la fundación Exodus, el Cubo está habitado por 20 delincuentes en la etapa final de su detención. Desde su finalización en 1982 el SuperCube ha estado la mayor parte del tiempo vacío, incluso algunas partes del edificio ni siquiera fueron terminadas. Según los arquitectos, Sander van Schaik y Maarten Polkamp, esto es explicable: "el edificio era oscuro, se calentaba rápidamente y no había relación alguna entre los pisos". No existían las circunstancias ideales para la nueva función, donde la transparencia, el control social y la facilidad para los encuentros entre sus habitantes, son las condiciones esenciales para el éxito de la reintegración. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir