Agrandar imagen | Ver tamaño original
Dos elementos dictan las intervenciones. En primer lugar, Destelheide es una composición notable de edificios diseñados por el arquitecto Félix. Una composición en un lenguaje arquitectónico brutalista, monolíticamente construida en elementos de hormigón prefabricados. Por otra parte, esta composición juega contra el paisaje de los alrededores, una hermosa ladera orientada al sur. En este esquema el hormigón y el paisaje son una vez más los principales protagonistas. Todas las intervenciones se componen de elementos de hormigón y todas tienen una estrecha relación con la pendiente. Estacionamiento y cobertizo: El garaje está separado de la nave y ambos están situados alrededor de un patio. Ambos están construidos con grandes bloques de hormigón apilados, utilizados normalmente para las barreras acústicas y muros de contención. El uso de este sistema permite la negociación con las distintas diferencias de altura de la pendiente. Los bloques deben ser cubiertos con hojas de vid. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir