Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los clientes de este proyecto se nos acercaron alrededor de la Pascua de 2011. Es una familia joven que había comprado un terreno en pendiente a sólo cinco minutos a pie de la playa más cercana. La forma de la tierra estaba dominada por un contorno irregular en la mitad de una duna; hay vegetación nativa, pero es esporádica e insignificante. Se nos encargó una casa con una gran cantidad de espacio al aire libre y una zona de juegos para los niños y sus amigos, y se nos insistió en que el ambiente de la casa debía "divorciarse" de los recuerdos de la vida en la ciudad. Se estudió la forma del sitio y los requerimientos de planificación. A continuación, preparamos una envolvente para el edificio, ubicando la vivienda en la parte posterior (sur) de la parcela, proporcionando una excelente extensión de espacio abierto hacia el norte. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir