Agrandar imagen | Ver tamaño original
El edificio, que es uno de los sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO, se restauró por completo, a través de un nuevo edificio terminado en un museo que muestra una exposición permanente, además de exposiciones que presentan aspectos y temas diversos y específicos. El principio básico para la restauración del edificio fueron las reconstrucciones históricamente documentadas por Friedrich August Ritter en 1868 y Friedrich Wanderer en 1894. La reubicación de la entrada principal y todas las demás habitaciones funcionales importantes en el nuevo edificio, ha permitido preservar gran parte, y conservar la estructura básica existente del edificio. Debido a su cubicación y estructura clara, el nuevo edificio que ha sido conectado/unido al existente se expresa en un discurso autoconsciente y contemporáneo, todavía subordinado bajo el existente (segundo) y su entorno condicionado por la materialidad de su parte frontal o fachada, así como la diferenciación de las partes individuales del edificio en dimensión y altura. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir