Agrandar imagen | Ver tamaño original
"Inspirado en la escultura El milagro de Constantin Brancusi, el edificio se eleva naturalmente de la tierra a través de espirales dorados (los espirales de Fibonacci) y cristaliza en una forma que, al igual que su musa, intenta erigirse libre de "las últimas cargas", esforzándose por aumentar su altura. Su forma ofrece al visitante una sensación de aspiración, una aspiración no sólo del edificio, sino de la vida misma". - Claudiu Ionescu - arquitecto El edificio representa el primer el primer Museo Digital permanente de Rumania. Dentro los visitantes pueden explorar cualquier museo del mundo a través de la utilización de la última tecnología en proyecciones de video 3D, pantallas 3D, pantallas táctiles, etc. Una gran ventaja es que el museo puede albergar cualquier presentación, exhibición o vernissage y que los visitantes pueden informarse efectivamente sobre el contexto, tradiciones locales e historia sin la necesidad de un gran espacio expositivo, un gran personal de vigilancia o los importantes costes de mantenimiento. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir