Agrandar imagen | Ver tamaño original
En un privilegiado terreno ocupado por una construcción obsoleta, se nos plantea la disyuntiva de remodelar o demoler la misma para dar paso a un nuevo proyecto residencial.  En conjunto con el cliente se opta por esta última alternativa y se procede a demoler, adecuando los niveles de acuerdo al nuevo esquema, el cual buscará explotar al máximo las vistas de la ciudad. El jardín posterior desaparece dejando solo un estrecho jardín contemplativo, el cual adquiere un carácter muy especial gracias al corte original de la roca existente. La cocina, antecomedor, sala familiar y recamara principal disfrutarán visualmente dicho efecto. Hacia el frente del predio, una gran terraza semi-techada es creada en torno a la piscina con efecto infinito, la cual nos hace olvidar por un momento la condición urbana del proyecto, gracias a la inmediatez del gran parque frente al predio, el cual se une visualmente con las áreas verdes de Club Campestre de Monterrey. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir