Agrandar imagen | Ver tamaño original
Más de 10 millones de personas han visitado el Memorial a las víctimas judías del Holocausto convirtiéndose en una visita casi obligatoria para los cientos de turistas que visitan Berlín, 19.000 metros cuadrados cubierto por una rejilla cuadriculada de 2.711 bloques de hormigón a la vista construyen este monumento, y no más de 8 años logró resistir este cementerio simbólico casi sagrado para la historia alemana, diseñado por el arquitecto Peter Eisenmann. ¿Qué sucedió? Un error de cálculos y una fuerte ola polar logró deteriorar el monumento. Conoce más detalles, después del Salto. Luego de la caída del Muro de Berlín, y una vez que Alemania recuperó la normalidad perdida luego de la dictadura nazi, el gobierno puso en marcha una seria de monumentos emblemáticos en honor a las víctimas, como “proceso de flagelación”. Entre ellos, el Monumento a las víctimas judías del Holocausto, el cual fue inaugurado en el 2005 y diseñado por el arquitecto estadounidense, Peter Eisenmann, con el fin de rendir un homenaje solemne a los seis millones de judíos que fueron asesinados durante el Tercer Reich en Europa, en la Segunda Guerra Mundial. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir