Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa unifamiliar está situada justo a las afueras de la Ciudad de Ghent. El sitio es parte de un dominio que solía pertenecer a un Castillo destruido en la Segunda Guerra Mundial. La casa tiene un aspecto que es a la vez familiar y singular. El volúmen de un piso con un techo a dos aguas, alude al arquetipo familiar de la casa rural, pero al mismo tiempo, se quiebra y se abre mediante grandes planos traslúcidos en sus fachadas otorgando vistas hacia los árboles circundantes y hacia el antiguo muro del Castillo, estableciendo una estrecha relación entre la casa y el Paisaje. La obligación de implantar la casa en la parte posterior del sitio nos permitió concebir a la casa como un gran pabellón. Una vivienda-Jardín sin frente ni patio trasero, pero con dos fachadas idénticas y una experiencia de todo el sitio en 360 grados. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir