Agrandar imagen | Ver tamaño original
Nos encontramos en el desierto de Tabernas, en Almería, en un valle famoso entre cinéfilos por ser escenario de cientos de películas, desde clásicos como Lawrence de Arabia o Cleopatra y míticos westerns como Por un Puñado de Dólares, hasta éxitos recientes como 800 Balas, Camino o La Posibilidad de Una Isla. Uno de los retos del proyecto es intervenir en ese paisaje mítico estableciendo un dialogo, pero manteniendo la vigencia de las viejas ficciones. Construimos un oasis en el cual puedan descansar los actores principales de la película, pero sin cortar el tiro de cámara. Los espacios de nueva construcción son discretos, invisibles, camuflados entre los bancales, bajo la tierra, tras los enormes pinos. Las habitaciones y el estudio de pintura de la propietaria se funden con el terreno, construidos bajo una colina artificial que se cubre de flores. En el corazón de la colina está el dormitorio. Entre los bancales aparece una alberca blanca, larga y estrecha, que sirve como piscina de natación. Bajo el nivel de la piscina hay un rincón de sombra con una mesa de mármol donde refugiarse del calor de agosto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir