Agrandar imagen | Ver tamaño original
El lugar era una puerta de la muralla. Fue un baluarte de la tercera muralla de Barcelona. Después un hospital, una prisión, una plaza, una piscina. Ahora quiere ser un conjunto de viviendas protegidas y para gente mayor. También un pasaje y un patio de manzana de uso comunitario. El esquema tipológico es simple: un corredor central con viviendas a ambos lados. En las esquinas se sitúan los espacios diferenciados. En las plantas inferiores los equipamientos públicos para el barrio. El volumen tiene dos escalas La que mantiene la del Raval, crea la placita Miquel Pallés para ventilar e iluminar la calle Carretes, incorpora el microcosmos entre privado y público que es el balcón con persiana tradicional  y la que iguala la altura del Ensanche la altura de la Ronda San Antonio  que cierra el otro lado de la Plaza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir