Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa para todos en Kesennuma está diseñada y construida como espacio de reunión para una comunidad de pescadores que sufrió severos daños tras el Tsunami del 2011. Está situada en el puerto pesquero de Kesennuma, y está pensada para servir como centro de actividades pesqueras y comunitarias para los residentes de esa área. La casa fue concebida como un refugio multiuso, donde los pescadores pueden descansar, o las esposas de los pescadores los puedan esperar, o a veces servir como un pequeño mercado. La mayor parte del espacio se abre hacia el exterior. Una cubierta sostenidas por 3 dormitorios, cubren una superficie de 117 metros cuadrados. En el centro, una lucarna con forma triangular, permite a los visitantes mirar directamente al cielo. Los dormitorios  con bancos levantados están orientadas hacia el centro y, al mismo tiempo, hacia las vistas del paisaje circundante a través de las tres entradas que se forman en cada cara. La cocina se cierra a partir de puertas correderas de vidrio, de modo que puedan abrirse libremente en climas agradables. El dormitorio más cercano al agua, puede ser disfutado como una engawa (espacio bajo el alero, muy importante en la arquitectura japonesa). Los baños son accesibles desde el exterior y son ventilados, a partir de su orientación hacia el cielo a través del acristalamiento inclinado. El terreno circundante se asfaltó a la misma altura que el espacio interior, lo que permite que un montacargas pueda entrar en las horas donde funciona el mercado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir