Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una vivienda unifamiliar, construida entre dos patios centrales. Un patio frontal excavado a una profundidad de tres metros y un segundo patio excavado hasta el primer nivel generan una interfaz topográfica que crea una sección transversal única, para cada parte de la obra. Incluso la sección construida bajo el nivel del suelo, está abierta a su propio patio. El espacio central de la cocina, el comedor y la sala de estar se abre en dos direcciones - hacia el oeste y hacia el este.Esto proporciona una sensación de que el espacio está constantemente envuelto por la luz natural y el verdor de los árboles del patio . El espacio central de la casa, se ubica en el centro de la parcela, y se accede a través de un largo puente que cruza el patio hundido y conduce hacia la puerta principal. Desde el puente,se pueden ver las salas de estar de los niños que se abren hacia el subterráneo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir