Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta intervención transformó dos viviendas duplex en una sola unidad, reorganizando el interior y construyendo una extensión de 40 m2 en la parte trasera. La extensión incluye un dormitorio principal en el segundo piso y una sala de estar que da a un jardín privado a nivel del suelo. Aunque se trabajó poco la fachada frontal, la extensión fue diseñada con colores brillantes, una forma angulosa y ventanales generosos. El trabajo en el interior, centrado en exponer y resaltar la belleza de los muros estructurales de madera y las vigas existentes, se apoyó en una paleta de materiales más sutil. La luz natural se lleva al centro de la casa a través de un gran tragaluz. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir