Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicada en un terreno justo sobre un arroyo de invierno, esta casa diseñada por Max Pritchard trata de "tocar la tierra ligeramente". La propuesta consiste en un puente angosto con una estructura abarcando el ancho del arroyo, que permite literalmente vivir entre los árboles en una espectacular posición casi intocable. Estructura Dos armaduras de acero forman la estructura principal, las cuales fueron fabricadas previamente e instaladas en el lugar por dos hombres y una grúa en sólo dos días. Estas armaduras están ancladas por cuatro piezas de hormigón vertido a cada lado del arroyo. Atravesando la armadura, se construyó una losa de hormigón sobre acero con una capa rígida de aislación. Los muros y techos de la  "caja" son de madera de pino. Medidas de sustentabilidad aplicadas a la vivienda: Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir