Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa está ubicada en un terreno convencional de la ciudad dentro de un desarrollo al poniente de la ZMG. Tiene una orientación hacia el norte la calle y sur hacia el fondo, dejando una zona de servidumbre en el costado hacia el poniente. El proyecto nace en base a la idea de hacer una casa con el mínimo de muros para sentirla completamente transparente y amplia desde el ingreso. Se decidió hacer un gran vacío en el interior que retoma el viejo patio, siendo el espacio protagonista de la vivienda. El concepto formal está en función de un volumen ciego que es la parte privada y un volumen abierto, los cuales se interrelacionan a través de este gran hueco central. La casa se manifiesta como elemento sólido y blanco en segundo nivel y el volumen inferior un poco más obscuro. Sobresale un muro recubierto de piedra fiorita que no toca la losa por lo que la planta alta parece flotar sobre la planta baja. Un cuerpo de concreto se afianza hacia el frente y confina, junto con un muro de madera el vestíbulo de ingreso. Éste muro de madera se giró para desahogar el ingreso, lograr una zona ajardinada en el vestíbulo, reducir la zona de circulación en el interior y al mismo tiempo dar cierto caos o dramatismo al entrar a la casa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir