Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta obra consiste en una caja de vidrio rodeada por una cortina de plantas. Entre ambas estructuras se conforma una zona buffer que alberga varias funciones. Máxima visión La caja de vidrio permite tener una visión exterior completa, mediada por el velo vegetal, que protege la intimidad. Al mismo tiempo, las plantas otorgan la flexibilidad de abrir vanos podando en función del deseo de cada propietario La fachada de plantas incide directamente sobre la calidad medioambiental tanto dentro como fuera del edificio. Las plantas protegen el interior del sol, pero además transforman en naturaleza una obra de arquitectura. La cortina funciona como un jardín vertical, que permite un contacto directo y cercano con la vegetación, con las flores, perfumes , insectos, mariposas , pájaros y tierra. Es un edificio que cambia a través del tiempo, y de las estaciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir