Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa de playa ha sido trabajada bajo el concepto de la filosofía Zen. Por ello se ha planteado una estética de líneas simples, integración de espacios y sencillez en los acabados. Está pensada para favorecer la reflexión y meditación dentro de lo que implica el disfrute de una casa  para descansar. Se han utilizado materiales como la piedra en las paredes, la madera del deck y el aluminio color bronce, el cual es muy fácil de mantener en la playa y a la vez crea la sensación de la calidez de la madera sin serlo. Mediante el recurso de separar el techo de las paredes laterales enchapadas en piedra Talamoye, se ha logrado el efecto del ingreso de luz natural en el día creando una sensación de independencia y liviandad en las estructuras y cuando oscurece la iluminación indirecta le otorga a los espacios un halo místico creándose un ambiente sereno y armonioso. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir