Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta antigua masía, rehabilitada y ampliada para uso y disfrute de la familia propietaria y sus invitados, se encuentra situada en una gran finca de caza de 1.200 hectáreas en la Sierra de Aitana, al norte de la provincia de Alicante y a tan solo 15 km del mar, por lo que la vivienda conserva el sabor mediterráneo, rodeada de pinos, carrascas, olivos y almendros. El edificio toma lugar en la parte alta, gozando de unas inmejorables vistas. Tanto la volumetría existente, como los nuevos volúmenes creados son sensibles a la topografía del terreno, creando una macla en forma de U. Las edificaciones existentes se han deshecho de los antiguos revestimientos, dejando a la vista la piedra natural, mientras que los nuevos volúmenes creados han sido revestidos con mortero cementoso de color blanco. Con esto se diferencia claramente lo nuevo de lo viejo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir