Agrandar imagen | Ver tamaño original
Hay pocas oportunidades para un Arquitecto-Interiorista de poder hacer proyectos 100% integrales. Abarcar desde el diseño arquitectónico hasta el último detalle del interiorismo, pasando por el diseño de iluminación, instalaciones hidráulicas, eléctricas, jardinería y hasta el diseño de mobiliario. Este proyecto que consta de una fábrica transformadora de frutos secos, Fun Fruit nos permitió desarrollar todas las especialidades del diseño. Asi pues, y como la lógica lo dicta la fábrica tiene una fuerte influencia industrial, pero se trató de dar un ligero twist desde la fachada principal que esta hecha a base de concreto con un sistema constructivo muy peculiar llamado Tilt-up, que permite construir las paredes en la planta y llegan a la obra para solo colocarlas y armarlas como si fuese un rompecabezas, lo cual permite avanzar el proceso de la construcción rápidamente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir