Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un campus de escuela primaria existente requería un pabellón de deportes y una piscina (que sería construida en una etapa posterior). Aunque son independientes entre sí, hubo la necesidad tanto de considerar los dos edificion en una ocupación de un territorio en común, como de minimizar el impacto urbano y paisajistico negativo . Los arquitector Filipe Brandao y Nuno Sanches colaboraron para crear un diseño inteligente con techo verde. Uno de los primeros retos para los arquitectos fue la ubicación predeterminada del nuevo gimnasio en el sitio. El gran volumen requerido para un gimnasio podría terminar con cualquier acceso directo desde la escuela hacia el paisaje de su alrededor. En respuesta a esto, diseñaron un volumen que integrara con éxito la pendiente natural del terreno. Por otra parte, la regeneración de los edificios ayudó a consolidar el campus, respondiendo a la necesidad de limpiar los sectores y espacios públicos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir