Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se ubica en un área residencial al nor-oeste de Gothenburg, en la cima de un cerro, con vistas al Mar del Norte. La forma del volumen mantiene la topografía existente del sitio, con el fin de crear un paseo natural alrededor de la casa, así como un espacio de aire entre las habitaciones, enfatizando ciertas vistas específicas del exterior. Es una casa para una familia pequeña, con una superficie de 168 m2, en dos niveles. El nivel de acceso acoge la cocina y el living, y el nivel superior, habitaciones y espacios de trabajo. Las seis fachadas se han revestido con delgadas planchas de metal corrugado pintado negro y las ventanas tienen marcos de aluminio recubierto. Desde cierta distancia el edificio intenta ser un volumen abstracto, como un icono de una casa. Sin embargo, cuando uno se acerca aparece una forma más física, real y presente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir