Agrandar imagen | Ver tamaño original
El diseño de la oficina central de “Carglass”, una compañía de vidrios para automóviles, tenía la intención de crear una gran estructura, similar a un galpón industrial, pero con características únicas y sorprendentes que sean capaces de transmitir la función del edificio. La configuración trapezoidal del terreno junto con las regulaciones locales sugerían un emplazamiento poco usual. Para diferenciar el ambiente del edificio del de la fábrica, la fachada principal (con vista hacia el noreste, con intensa luz solar) fue concebida de manera escalonada, creando, mediante esta geometría, un volumen muy distintivo. Cada modulo contiene una cercha estructural de acero que crea un cierre inclinado, lo que elimina la necesidad de usar una “brise soleis” (persiana). Esta configuración permite la creación de rajaduras en la cubierta, dejando entrar luz natural al edificio. La fachada posterior, que está orientada hacia el sureste, tiene una gran ventana con vista al paisaje local. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir