Agrandar imagen | Ver tamaño original
El primero es de Jorge Lobos, arquitecto chileno radicado en Copenhague, quien analiza los cambios del último siglo y las nuevas posibilidades que surgen para los arquitectos a partir de estos, en el artículo titulado “El Rol del Arquitecto”. Sin duda lo más claro de su discurso es el hecho de que el 1% de los arquitectos del mundo diseña por encargo, por lo que propone que los estudiantes deben salir al mundo a buscar problemas sociales y abordarlos desde la arquitectura -en el amplio sentido del concepto-, como acto de creación colectivo, donde las ideas son parte del grupo y pueden ser usadas por cualquiera, de manera similar a la iniciativa Open Architecture Network de Cameron Sinclair. Por otro lado, el artículo sobre Alejandro Aravena “Demanda Internacional: Un Potencial No Explorado” parte de una manera bastante opuesta al artículo sobre los Hechos de la Profesión que mencioné antes: “Uno debería decir que hay sólo 44 escuelas de arquitectura en Chile. Porque para la cantidad de arquitectos que se necesita en el mundo, nos estamos quedando absolutamente cortos”, ya que si bien el campo laboral en Chile se acerca a la saturación, el mundo nunca había necesitado más arquitectos. Y al parecer en Chile sobran, lo que falta es que estén capacitados para trabajar a nivel global – como por ejemplo, peinándose con el inglés. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir