Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto es una pequeña tienda de 41 m2 en la ciudad de Nagoya, en Japón. El terreno tiene una forma alargada de 9 x 20 metros, y aunque la calle en su frente es relativamente amplia, incluyendo una vereda, el terreno se percibe muy estrecho al estar rodeado de otras tiendas y casas de 2 a 3 pisos. El encargo incluía estacionamientos para dos autos, un área de secado de ropa y un espacio para la tienda. El edificio se sitúa entonces en la parte trasera del terreno, dejando la parte delantera para los estacionamientos. Los arquitectos tenían miedo de que la tienda pasara desapercibida al ser de solo 41 m2, un área mucho menor en comparación con las casas vecinas, por eso decidieron hacer un diseño atractivo para los transeúntes y automovilistas. El espacio principal se dispuso en la parte posterior del terreno, mientras que el acceso en su frente. El edificio se dispone transversalmente dentro del sitio, de una manera suave y generando espacios exteriores residuales con usos específicos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir