Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un edificio digno de poner atención fue construido hace unos años en Bruderholz, una zona popular en la ciudad de Basel, en Suiza. A pesar de su tamaño, el edificio destinado al almacenamiento de agua - directamente desde los embalses de la ciudad -, es casi imperceptible dentro de su terreno. Esto se debe a la responsabilidad arquitectónica que el edificio supone, en relación a su ubicación central en medio de un parque ya consolidado. Por esto, la necesidad de integrarlo al entorno y dar forma a un nuevo espacio público como consecuencia. Para forjar una conexión entre la arquitectura y el paisaje natural, el edificio en sí debía considerarse como parte integral del parque, por lo que el emerge orgánicamente, entregando un nuevo punto de visión sobre el espacio abierto del parque y marcando la entrada a inframundo de la represa gigante, a manera de una "escultura misteriosa". Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir