Agrandar imagen | Ver tamaño original
A continuación la memoria, por los arquitectos. Modificar el planeamiento para trabajar con el sol El concurso convocado por el IMS en 2004 preveía un edificio con una planta en forma de L y una crujía profunda. La geometría impedía cualquier disposición que quisiera trabajar con el clima de una forma favorable: la crujía profunda obligaba a trabajar con viviendas no pasantes y la disposición en L generaba sombras autoarrojadas. Sólo el 15% de las viviendas tendría una orientación adecuada y el 5% la posibilidad de ventilarse de manera cruzada. Se planteó reducir la crujía permitiendo que todas las viviendas fueran pasantes y se modificó la forma del edificio para integrar el edificio dentro de la coherencia urbana y aprovechar de manera rigurosa y sencilla el gran potencial energético de la orientación Sur. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir