Agrandar imagen | Ver tamaño original
El edificio para la Fábrica INCS Zero centró su diseño en la fusión del paisaje con la arquitectura, el arte y la tecnología. Diseñado por la oficina KPF, se emplaza en los Alpes Japoneses en Nagano; la nueva fábrica incluye oficinas, un showroom y espacios de experimentación enfocados a la investigación y el desarrollo. Através de formas simples, el edificio usa vidrio, metal, piedra y hormigón para generar una estructura que no sólo actúa como un reflejo de su entorno, sino que también se inspira en la filosofía del fundador de la empresa y las investigaciones que ésta realiza. Los detalles, la composición y la proporción de las formas buscan crear un equilibrio entre el interior y exterior, integrando la luz natural y el paisaje en el diseño. Dos pisos de la fábrica en forma de L forman un patio central, al que se entra a través de la abstracción de una tradicional puerta Torii, evocando la serenidad de un jardín zen japonés. Dentro de este espacio abierto, un pabellón de vidrio contiene los programas públicos, con vistas a un espejo de agua. Aparece también un pabellón ovalado de tres pisos envuelto en vidrio, en un espacio central dentro de la composición. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir