Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto surge a partir de la invitación a un concurso, cuyo objetivo planteaba el desarrollo de un edificio que albergase las actividades deportivas cubiertas, y a la vez se integrara  con los espacios abiertos existentes que la universidad tiene destinados para tal fin en el predio denominado “La Gata Golosa”. Las condiciones del lugar, un tanto difíciles por tratarse de una zona de reserva forestal, con una normativa fuerte al respecto de la ocupación, sugería un edificio compacto, ya que en términos prácticos   no cabria en el lote si no fuera a través de la estrategia de ubicar unas  actividades sobre las otras, esta circunstancia nos llevo a plantear un edificio descompuesto en piezas que se agrupan dejando grietas tanto en la horizontal como en la vertical, grietas que se constituyen en fachadas que se miran unas a las otras y permiten transparencias donde el entorno penetra en el edificio volviendo difusos sus limites, grietas que se convierten en recorridos a distintos niveles  y unidas por puentes, comunican las piezas entre si. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir