Agrandar imagen | Ver tamaño original
Empezamos el proyecto planteándonos dos retos: Primero: un edificio capaz de hacer ciudad, ya sea desde su singularidad como desde los espacios públicos que genere. Segundo: un edificio que al recorrerlo conecte con perspectivas lejanas pero, que al mismo tiempo, proporcione introspección en las salas de exposiciones. Es decir, un edificio que haga ciudad y que al habitarlo nos sintamos parte de ella. Resolvemos estos dos planteamientos elevando las salas para liberar con ello la planta baja y situar en ésta las partes más abiertas y transparentes; el lobby y la tienda. Nuestra intención es generar espacio público, hacer que el parque llegue a la ciudad, pasando por debajo del edificio, espacio que por la noche quedará iluminado con dibujos que se consiguen perforando la chapa, que además esconde la estructura que soporta las salas elevadas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir