Agrandar imagen | Ver tamaño original
El Quadró de les Vinyes ocupa un terreno de 900 m2 en el municipio de Albons, en Baix Empordà, Catalunya. Es un pedazo de pueblo, un espacio vacío, una adjudicación, una parcela cuadrada de tierras de cultivo plantada de vid que nunca ha sido construida, ocupada sólo por una pequeña bodega de herramientas. Tres de sus cuatro bordes están definidos por la proximidad de las construcciones antiguas del pueblo rural, mientras que la cuarta se abre a las hermosas vistas de la zona del Empordà. Nuestra tarea consistía en completar este fragmento de la aldea. El programa, para dos familias emparentadas, lo definen dos viviendas de segunda residencia y un pabellón de invitados que incorpora los espacios técnicos comunes. El planteamiento del proyecto es el de una sola construcción que asume la dualidad programática desde la unidad formal. Coser el que hasta ahora era un vacío con el resto de entorno edificado y fundirlo con sus límites. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir