Agrandar imagen | Ver tamaño original
El Ferrocemento es una opción modular al hormigón armado, formada por una combinación de malla de acero y mortero. El módulo resultante se compone de láminas delgadas en las que la malla se distribuye por toda la masa del cemento, evitando grietas y resistiendo de buena manera al impacto y la fatiga; es un material liviano, flexible y con una alta resistencia a la tracción y a la compresión. El sistema es confortable térmica y acústicamente (en base a una menor conductividad térmica), impermeable y resistente a la corrosión de la armadura (al tener menos fisuras) y de bajo costo, gracias a su facilidad de construcción y reparación por personal no especializado. Debido a su bajo nivel de agrietamiento, las propiedades mecánicas del Ferrocemento funcionan de mejor manera que las del hormigón armado. El sistema "admite una gran deformación antes de la rotura, al comportarse, dentro de ciertos límites de carga, como un material elástico y homogéneo". [1] Se comporta muy bien ante sismos e incendios. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir