Agrandar imagen | Ver tamaño original
En una punta sobre el acantilado costero, con vistas en 360 grados y fuertes vientos se emplaza este refugio de madera. Un programa familiar en un lugar de contemplación, diseñado contemplando mano de obra y materiales locales. Un volumen asomado al océano pacífico, irrumpe en el borde costero buscando la mayor exposición a las vistas asumiendo el desafío de resolver un Refugio y un lugar exterior sin viento. Diferentes terrazas para diferentes momentos del día con diferentes orientaciones (dirección de viento y sol) son contenidas dentro del volumen de madera dan respuesta al tema del viento. Una planta baja libre, con los estares y en un segundo piso las habitaciones es el acotado programa del refugio resuelto en un modulo de 150 m2. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir