Agrandar imagen | Ver tamaño original
Creando ambientes con transparencia, abiertos hacia jardines, patios con pérgolas y protegidos parcialmente con brises, la arquitectura proporcionó a los habitantes, la luz, ventilación y privacidad deseadas. Ubicada en Vila Madalena, región oeste de San Pablo, una región cultural y socialmente dinámica, esta residencia de 400 m², fue diseñada por la arquitecta Mónica Drucker para una pareja y sus 3 pequeños hijos. El proyecto ocupa la totalidad del terreno. Los laterales de la casa fueron ajardinados, así la casa se abre hacia el verde, atenuando la diferencia entre interior y exterior. Las grandes aberturas de vidrio de doble altura se abren hacia los dos laterales de la casa, uno de ellos protegido por brises, permitiendo buena iluminación natural. En el nivel superior, los tres dormitorios en suite se integran atreves de la terraza cubierta con pérgola y vidrio. Este espacio limpio y acogedor, además de proporcionar privacidad a los dormitorios en relación de las edificaciones del entorno, sirve también como lugar de esparcimiento y juego para los niños. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir