Agrandar imagen | Ver tamaño original
El cliente es un windsurfista profesional y su hermano, que querían una casa en Matanzas con el cambio de temporada a lo largo del año, para tomar ventaja de las condiciones del mar y los vientos en Chile. El proyecto era una casa como un pequeño hotel, con cada habitación independiente del resto. La casa se diseñó con volúmenes independientes, uno para el área pública y el otro más privado. El primero contiene la zona de la chimenea, tv, living y comedor, cocina y en la planta baja hay un gimnasio y depósito. El segundo volumen está ubicado a un nivel intermedio, con tres habitaciones y baño en suite, y un baño de visitas. Era importante cerrar la casa hacia el sur, protegiéndola de vientos fuertes y tormentas. Está abierta hacia el norte con terrazas a la sombra, como espacios intermedios entre el interior y el entorno. La altura de la casa está definida en base a las vistas hacia la bahía de Matanzas. La zona de living y comedor es la más alta sobre el terreno natural. El volumen de habitaciones está medio nivel más abajo para tener más privacidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir