Agrandar imagen | Ver tamaño original
Uno de los principales aspectos del diseño moderno brasilero fue la preocupación por la relación entre el objeto construido y el espacio público. Algunos clásicos de este periodo muestran -entendiendo el proyecto como un acto político- que la arquitectura debe ser parte del medio ambiente urbano, relacionándose con las calles, plazas, parques y personas. A través de esta perspectiva, buscamos imaginar hasta qué punto la relación con la vida pública fue importante para estos proyectos. Edifício Louveira / Joao Batista Vilanova Artigas e Carlos Cascaldi Ministerio de Eduación y Salud / Lucio Costa e equipe Museo de Arte de São Paulo / Lina Bo Bardi Los arquitectos de hoy no se detienen demasiado en este tema. En una sociedad que se encierra cada vez más, algunos de estos proyectos muestran -incluso a través de diferentes programas- que la relación con el espacio colectivo es la clave para dar como resultado una arquitectura de calidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir