Agrandar imagen | Ver tamaño original
En este proyecto se tomó la decisión de bajar una nueva parte de la vivienda, haciéndose apenas visible desde la calle pero sorprendentemente audaz en el interior, estableciendo su propia presencia cuando se hace visible. Aprovechando este cambio en el nivel del suelo, la nueva sala de estar familiar combinada se "inserta" en un nuevo nivel entre la piscina y el estanque hundido. Una sensación de calma se desprende de las aguas, experiencia que se ve realzada por la inclusión de un muro vidriado hacia la piscina. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir