Agrandar imagen | Ver tamaño original
Por Dan Gamboa Bohorquez En la década de los cuarenta, el millonario Edgar Kaufmann encargó a Richard Neutra un proyecto para una casa de invierno en el desierto de Palm Springs, seducido por la fama que Neutra había adquirido con sus trabajos en Los Ángeles. La elección de Neutra no fue fortuita: si bien Kaufmann tuvo una anterior experiencia con Frank Lloyd Wright en la Casa de la Cascada una década antes, se inclinó por Neutra luego del desaliento producido al ver el trabajo hecho por Wright en Taliesin West (1939). Irónicamente, Richard Neutra fue discípulo de Wright hasta el año de 1926. La Casa Kaufmann (1946-1947) es considerado uno de los mejores trabajos de Neutra, por no decir el más reconocido. La idea del cliente era una casa para los meses de invierno, por lo cual se inclinó por una casa en la cual la luz pasara al máximo, aprovechando el sol de esa época del año; eso explica por qué esta casa ubicada en el desierto está completamente rodeada de vidrio. La casa se adapta al rocoso terreno levitando sobre él de una forma discreta y casi armónica con el lugar, ya que siendo el terreno agreste y con un carácter fuerte, Neutra se declina por ejecutar un gesto de simpleza, diseñando una vivienda donde las cubiertas (elementos horizontales) fueran todo el “peso” visible a la distancia. En pocas palabras, la casa más que una casa, es un “terreno flotante” que sirve de refugio. Todo el conjunto de la vivienda no parece elevarse mucho del suelo, a excepción del volumen central y vertical que consta de una terraza cubierta a la cual se accede desde el exterior y funciona como segunda planta. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir