Agrandar imagen | Ver tamaño original
Dos cerramientos curvos con un espesor translúcido definen dos ámbitos redondeados y amplios.  Los interiores son espacios envolventes y ligeros, con texturas diferentes sobre el blanco, con despieces horizontales que dibujan sobre los materiales la geometría curvada. Por fuera, los exteriores más pesados y con color tienen también límites imprecisos, con materiales perforados que delimitan muros con profundidad. La apertura de las partes practicables conecta ambos espacios, formando una gran extensión continua con un uso flexible. Un plano azul de geometría quebrada, formado por la repetición de elementos cóncavos, cierra los espacios más pequeños.  El relieve de los techos modela a la vez el espacio y el sonido. Las piedras con su textura y los tejidos con pelo subrayan lo sintético y satinado de las otras superficies, y las consistencias más ingrávidas de Los materiales luminosos. Formas cupuladas, puertas dobles, revestimientos textiles son imágenes que introducen una atmósfera de palacio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir