Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicado en el distrito suburbano de Valakampiai, esta casa unifamiliar está delimitada por un territorio urbanizado en un lado y por bosques en el otro. El volumen sólido de la casa habla de la cultura y la estabilidad de sus propietarios, así como la belleza relajante de la naturaleza que lo rodea. Se puede disfrutar de los reflejos de los árboles de pino en las ventanas y el revestimiento de piedra pulida, haciendo aparecer la vegetación en sus fachadas. Esto se potencia con la rítmica de los detalles y las barandillas, y los materiales naturales, como la piedra y la madera. Este edificio, con sus enormes muros, emerge como una fortaleza que protege de las miradas de los transeúntes, mientras que sus grandes y amplios ventanales permiten el ingreso de luz al interior y ofrecen hermosas vistas hacia la naturaleza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir