Agrandar imagen | Ver tamaño original
La triunfal recepción crítica de del Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama fue el producto de la metodología arquitectónica inventiva y el pensamiento social consciente. Diseñado por Foreign Office Architects (FOA) en 1995, el terminal futurista representa una tipología emergente de la infraestructura de transporte. Su diseño radical, hiper-tecnológico explora nuevas fronteras de la forma arquitectónica y al mismo tiempo provoca un gran discurso sobre la responsabilidad social de los proyectos de gran escala para enriquecer los espacios urbanos compartidos. El concurso de arquitectura para el terminal era famosamente intenso, y ganarlo requería que el equipo de los entonces esposa-y-esposo Farshid Moussavi y Alejandro Zaera-Polo, repensara el modelo establecido del diseño del terminal. Situado frente al mar en un sitio importante en la segunda ciudad más poblada de Japón, la comisión de alto nivel atrajo a 660 participantes de todo el mundo, la mayor competencia internacional en el país hasta la fecha. [1] El enorme proyecto de 430 de largo, tardó ocho años en construirse con un presupuesto de £ 150 millones, y requirió que FOA reubicara temporalmente sus estudios en Yokohama para supervisar la construcción. La apertura pública del terminal se produjo en 2002, casualmente coincidiendo con el último partido de la Copa del Mundo que se celebró a pocos kilómetros de la costa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir