Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa está construida sobre un lote de 3,500 m2 ubicado en la ladera del cerro Otto y con vistas panorámicas hacia el lago Gutiérrez. El sitio es un bosque de coihues de una extraordinaria belleza que inspira un profundo respeto. Desde el principio se buscó la forma de intervenir el lugar con el mayor respeto posible. Un dato no menor fue el hecho de que la calle de acceso pasara por la parte superior del terreno, ya que lo que se construyera, seria visto desde arriba. Se trató de no imponer en el lugar una forma aislada y caprichosa, sino de hacer un diseño que tuviera algún dialogo con el entorno. Fue así que surgió la idea de hacer un gran plano inclinado que, naciendo en la ladera de la montaña, se proyectara en contrapendiente hacia el lago. Ese plano debía estar plantado para reponer, de alguna manera, la vegetación que se perdería con la implantación de la casa. La intención es mantener la plantación del techo totalmente silvestre para que se asemeje al suelo del bosque que la rodea. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir