Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este año la Bienal de Arquitectura y Territorio vuelve a la Estación Mapocho, uno de los espacios urbanos interiores más emblemáticos y notables de Santiago, por su ubicación, sus dimensiones y su arquitectura. Una nave de 120 metros de longitud orientada paralela al río Mapocho fue construida a principios del siglo XX para contener lo que llegó a ser la principal estación de trenes de Santiago con destino a Valparaíso y el Norte. Actualmente funciona como centro de eventos, albergando ferias, exposiciones y conciertos, entre otros usos. Su estructura está compuesta por 22 arcos metálicos articulados que constituyen una nave con cubierta de cobre y cielo de entablado de madera, que reemplazó el original cielo vidriado. Está rodeada por construcciones de dos pisos en sus lados sur, oriente y parte del norte. El suelo está organizado en dos niveles; uno superior a nivel de la calle que genera el acceso y una zona alta dentro de la nave que se extiende a través de corredores laterales. El nivel inferior esta 2.2 metros más abajo y corresponde al antiguo nivel de andenes y hoy configura el espacio mayor de exhibición. Al ingresar a la nave desde el acceso principal, la bóveda que se produce por la superposición de arcos se refleja sobre el suelo, destacando la luz que ingresa desde el fondo de la nave. Se ven las figuras a contraluz y la profundidad de la nave aparece en su dimensión total. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir