Agrandar imagen | Ver tamaño original
El edificio plantea el desafío de resolver el tema de departamentos con un programa variado en un frente de 7,80 mts. Además la ordenanza del Barrio el Golf y en este caso específico, de “Sitio remanente” obligaba a restringirse a una crujía impidiendo cualquier elemento sobresaliente sobre las fachadas. Frente a estas dos premisas el edificio plantea lo siguiente: Primero: el programa se resuelve principalmente mediante el corte, ya que los departamentos se intercalan vertical y horizontalmente a través de una espacialidad y una búsqueda de la luz natural, en base a retranqueos y abalconamientos. Segundo: el edificio se posa en el suelo a través de dos grandes muros de 30 mts. de largo (fachadas oriente y poniente) los cuales contienen una serie de vanos y ventanas de distintas dimensiones que reflejan el programa interior. Frente al acceso el edificio resuelve su fachada urbana mediante un sistema de vanos corridos y un remate o coronación superior que enmarca el ingreso de éste. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir