Agrandar imagen | Ver tamaño original
A continuación la memoria, por los arquitectos. La Fundación Sancho el Sabio, cuyo origen remonta a 1964, es el principal centro de documentación e investigación de la cultura y la historia vasca. La propuesta surge de la recuperación de un antiguo cementerio y a partir de él desarrollar el edificio restante. Dado que el programa contempla importantes espacios de almacenaje, se decide ubicar la totalidad de los almacenes y sus zonas de trabajo anexas en planta sótano, y utilizar el antiguo cementerio como vestíbulo, salas de reuniones, dirección y tránsitos. La idea principal es preservar el antiguo edificio dentro de una construcción acristalada que permita a su vez la aportación de luz natural al sótano. Para ello se vacía un anillo perimetral al cementerio y a partir de esta grieta se proyecta la fachada acristalada del nuevo edificio. El sótano se desarrolla a modo de anillo externo en torno al cementerio y se disponen los diferentes almacenes y salas de trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir