Agrandar imagen | Ver tamaño original
Aún cuando la casa que proyectamos originalmente para un uso permanente, luego de importantes cambios en la familia, se transformara en esta otra ya no de concreto, un tercio más pequeña y de uso eventual, no sólo intentamos que su presencia luminosa y distendida se mantuviera intacta sino que su trazado siguiera fielmente una suerte de huella ficticia del proyecto anterior.  Sobre el mismo podio artificial existente, la nueva casa se extiende horizontalmente siguiendo el paso de un sinuoso río a los pies del cerro. La posición dominante de esta pieza establece una doble frontalidad que su interior articula mediante una secuencia regular de habitaciones iguales. Hacia el paisaje abierto se despliega una serie continua de funciones comunes y hacia el cerro inmediato otra discontinua de funciones individuales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir